848 40 00 43 | 665 83 37 30 info@ginecologianavarra.es

El desarrollo del nuevo ser va a depender en gran parte de cómo se alimente la madre. Así, es imprescindible llevar a cabo una alimentación saludable para poder soportar esta etapa y asegurar el desarrollo óptimo del feto. Ante todo, puedes pedir consejo a tu ginecologo en Pamplona, además de solicitar asesoramiento con tu dietista o nutricionista.

Alimentación durante el embarazo

Debes saber que los cambios fisiológicos se van a producir según los trimestres en los que te encuentres. En el primer trimestre, la ganancia será muy escasa, mientras que en el segundo y tercero vas a ganar alrededor de diez o doce kilogramos de media.

Cabe destacar que la paciente embarazada con diabetes debe llevar un control mucho más estricto de su peso, además de llevar a cabo dietas adaptadas para su enfermedad presente.

Lo ideal es mantener una dieta real, basada en alimentos poco industrializados y añadiendo como preferencia las frutas y verduras. Las carnes, pescados y huevos deben ser de gran calidad. Recomendamos la legumbre como una gran aliada, ya que proporcionará energía, proteínas y la fibra necesaria para evitar el estreñimiento durante esta etapa.

El famoso dicho de “estar embarazada es comer el doble” es incierto. Hay que seguir comiendo, en mayores cantidades, pero de una forma controlada. Aumentar más kilogramos de lo normal en esta etapa es frecuente, pero puede ser contraproducente.

Nutrientes esenciales

Algunos compuestos totalmente necesarios serán la vitamina B9 (ácido fólico), para evitar enfermedades congénitas en el niño como la espina bífida, y el hierro, necesario para mejorar el transporte de nutrientes en sangre, al igual que el consumo de selenio para optimizar la función tiroidea. Además, recomendamos ingerir altas cantidades de calcio para mantener los huesos y contracción muscular.

Recomendamos realizar un asesoramiento multidisciplinar, con un ginecologo en Pamplona y otros profesionales.